Tecnología

¿Tienen (todavía) futuro los códigos QR?

cosigo qr

Mientras que cada vez vemos menos códigos QR en nuestras vidas, un estudio arroja un gran potencial por explotar en el ámbito de los cupones promocionales y compra online.

Hace ya cinco años, que se dice pronto, unos extraños códigos de barras, en forma de cuadrado, inundaron nuestro mundo físico. Se trataba de los códigos QR, omnipresentes en publicidad exterior, televisión, productos que podíamos comprar en supermercados o, incluso, en documentos oficiales. Recordemos que en España incluso llegó a hacerse la presentación de los Presupuestos Generales del Estado en este formato.

Pues bien, un lustro después, los códigos QR han quedado relegados a un segundo plano, al menos si en atención mediática se refiere. Ya en su momento había una pista que nos hacía intuir este posible fracaso anunciado (el propósito principal de las empresas españolas que recurrían a esta tecnología era transmitir una imagen de vanguardia de su marca, según un estudio de 2013). Y hoy este soporte de interrelación entre el mundo físico y el online se ha visto claramente superado por nuevas formas de realidad aumentada y por otras interfaces de uso más naturales, como la voz.

Marketing y códigos QR

No en vano, apenas se registran movimientos de interés por parte de los grandes agentes digitales por impulsar esta tecnología. En los últimos tiempos, únicamente Twitter ha mostrado avances en la integración de los códigos QR en su plataforma, principalmente para promocionar nuestros perfiles: mientras que Apple ha optado por integrar esta funcionalidad dentro de la misma cámara en un movimiento positivo (es ahora una característica “madura” y presente por defecto) y negativo (pérdida de identidad antes de su consolidación real) a partes iguales.

Sin embargo, un estudio reciente de Juniper Research devuelve algo de optimismo a los fans de estos llamativos códigos de barras. De acuerdo a este informe, la cantidad de cupones basados en códigos QR superará los 5.300 millones de dólares en 2022, frente a los apenas 1.300 millones de dólares que esta clase de procesos movieron en 2017.

Se trata de un importante alza frente a previsiones anteriores, según confiesan los propios analistas de esta entidad, quienes también pronostican que más de mil millones de dispositivos móviles accederán a cupones a través de códigos QR para el año 2022.

“La inclusión de Apple de lectura de códigos QR en su cámara aborda directamente una barrera importante para su uso en los mercados occidentales: el hecho de que los consumidores necesitan descargar una aplicación de escáner de códigos QR por separado”, reza el documento. No sabemos hasta qué punto el tener que descargar o no una app como muchas otras es la causa de que esta tecnología no haya terminado de despegar, pero eso dicen los expertos de esa casa.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Si piensas que podría serte útil, puedes incluirlo en tu publicidad impresa… pero no les tendría mucha fe si fuese tú. En las pocas veces que se ha usado códigos QR en la compañía para la que trabajo, incluso había que pedirle al usuario que descargue una aplicación para que su celular pueda leer el código.

    No vale la pena, creo yo.

  • Ideatica Redes Sociales

    Creo que es falta de creatividad. Yo tengo varias ideas de lo que se puede hacer con el QR y las estoy implementando poco a poco, es maravilloso 😀