Motor

Tesla eliminó un test de frenado en sus Model 3 para cumplir con los objetivos de producción

tesla model 3

Tesla logró, con nueve meses de retraso, cumplir con el reto prometido de 5.000 unidades producidas a la semana en sus factorías. Ahora sabemos que el acelerón en sus fábricas no se debe a haber resuelto los problemas en sus fábricas, sino a haber eliminado tests de seguridad en el proceso…

Lo de Tesla comienza a ser de traca. Después de haber sido acusada por organizaciones de consumidores y por sus propios accionistas de poner vehículos inseguros en las carreteras o de haber llamado a revisión por errores de toda índole a sus superdeportivos más veces que cualquier marca de motor al uso (en proporción de unidades vendidas), ahora hemos conocido más detalles de las laxas políticas de seguridad que aplica Elon Musk con tal de dejar de perder dinero tras 15 años en números rojos y con la amenaza de ser sustituido por los principales inversores de la firma.

Y es que, según informan varios medios norteamericanos, Tesla habría logrado cumplir con su objetivo de 5.000 unidades del Model 3 producidas a la semana a cambio de rebajar sustancialmente sus protocolos de seguridad y fiabilidad. Por ejemplo, Musk y los suyos decidieron omitir un test de “frenado y rodado” en la fabricación del coche debido a que, según la compañía, eran “redundantes” con otras pruebas.

Este inversor todavía cree que Tesla podría ser rentable en septiembre

De acuerdo al New York Times, Tesla también ha reducido el uso de puntos de soldadura (en 300 puntos, alrededor del 6%) en los puntos vulnerables del Model 3 con el fin de abaratar costes y acelerar el proceso de fabricación.

Tesla ya ha salido al paso de estas informaciones confirmando algunos cambios en la metodología de su fábrica de Fremont (la misma en la que sus sindicatos denunciaron un “caos” absoluto y cuya loca e ineficiente automatización tuvo que ser admitida por Musk como un “grave error”) pero ha asegurado que estas modificaciones no suponen una disminución ni de la calidad ni de la seguridad de sus vehículos.

Recordemos que estos recortes en la seguridad vienen acompañados de otros recortes en la parte más humana de la compañía. El pasado mes de octubre, Tesla se deshizo de golpe y porrazo se deshizo de 400 empleados y, el pasado junio, anunció el despido del 9% de su plantilla global.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.