Social Media

Twitter ya es oficialmente el caladero perfecto para propagar ‘fake news’

impacto-fake-news

La sorpresa que nos provocan algunas noticias falsas es la causa detrás de la propagación de las noticias falsas y la desinformación en Twitter, red social en la que se acaba de demostrar es muchísimo más fácil propagar un hecho falso que uno verídico.

La relación de extraña e involuntaria complicidad entre Twitter y las noticias falsas (a su vez, la punta de lanza de este fenómeno conocido como desinformación y posverdad) no es nada nuevo, para desgracia de Jack Dorsey y los suyos. Sin ir más lejos, hace apenas unos meses, la plataforma social tuvo que admitir la existencia de otro millar más de cuentas rusas dedicadas a alterar la percepción pública durante la campaña electoral norteamericana de 2016.

Es cierto que Twitter lleva tiempo trabajando en herramientas para prevenir e identificar las ‘fake news’ dentro de los miles de tuits que se envían cada día a lo largo y ancho del planeta, pero parece que esos esfuerzos no son suficientes en absoluto. Al menos a tenor de un estudio realizado por el prestigioso Media Lab del MIT, según el cual las noticias falsas tienen un 70% más de probabilidades de propagarse en Twitter que las informaciones verídicas.

Es la principal conclusión de esta investigación, publicada en la revista Science y para la que se analizaron 126.000 publicaciones compartidas por tres millones de personas en Twitter entre 2006 y 2017. A su vez, las noticias examinadas en el estudio fueron revisadas por seis organizaciones independientes de verificación de hechos, entre ellas Snopes y Politifact, para evaluar su veracidad.

El impacto de las ‘fake news’ en la sociedad actual

Las noticias falsas se propagaron además de forma mucho más rápida que las publicaciones de valor, pero este fenómeno se produjo con especial relevancia en el caso de historias sobre terrorismo, desastres naturales, ciencia, leyendas urbanas o información financiera.

Y, como era previsible, los científicos también detectaron un aumento notorio en las historias falsas relacionadas con la política durante las campañas presidenciales de 2012 y, especialmente, de 2016. Esta última es justo la que se encuentra bajo investigación en el Congreso norteamericano por las sospechas de injerencias rusas que habrían ayudado a Donald Trump en su alocada carrera hacia la Casa Blanca.

Las causas

De acuerdo a los investigadores del MIT, existen un motivo principal que explicaa por qué Twitter es el caladero perfecto para que se críen las noticias falsas y la desinformación.  La sorpresa y los titulares sensacionalistas son el factor clave, aseguran en la publicación, que permite romper con lo que la gente espera del mundo y, por ende, fomenta que queramos compartirlo con nuestros amigos.

Por el contrario, el estudio resta importancia a la existencia de millones de bots en la plataforma social. Al parecer, estas cuentas automatizadas aceleran la difusión tanto de noticias verdaderas como de ‘fake news’, por lo que su relevancia en la propagación de la desinformación es relativa.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.