Seguridad

Las cinco ciberamenazas a las que debemos prestar atención, según Accenture

WannaMine, el virus que mina criptomonedas

La consultora Accenture acaba de publicar al respecto un nuevo informe de ciberseguridad en el que se examinan las tendencias de las ciberamenazas observadas y analizadas durante la primera mitad del año.

Recientes estudios han confirmado que Más de 146.000 millones de datos confidenciales serán hackeados en el próximo lustro, en tanto que hemos asistido a casi 6.000 millones de ataques de malware únicamente en la primera mitad de 2018.

Una situación compleja y muy preocupante en la que la actividad de amenazas cibernéticas con origen en Irán se intensificará, los ataques a las cadenas de suministro mundiales se ampliarán, la infraestructura crítica será un objetivo más recurrente y el cibercrimen con motivación financiera continuará aumentando.

Europa, nuevo objetivo de los ciberatacantes: crecen un 30% las amenazas en el primer trimestre de 2018

La consultora Accenture acaba de publicar al respecto un nuevo informe de ciberseguridad (disponible aquí) en el que se examinan las tendencias de las ciberamenazas observadas y analizadas durante la primera mitad del año, además de sacar la bola de cristal para anticipar cómo los incidentes cibernéticos pueden evolucionar en los próximos seis meses. A saber:

  • Según estos expertos, la amenaza cibernética iraní es totalmente real en base a nueva evidencia que muestra que los actores de amenazas basados ​​en ese país y los grupos patrocinados por su Estado están expandiendo sus actividades y capacidades maliciosas.
  • Las cadenas de suministro se han convertido en un objetivo clave para el espionaje cibercriminal y para los grupos hacktivistas que buscan ganar dinero o notoriedad estratégica y política.
  • La infraestructura crítica es un objetivo tentador y de alto valor para los ciberdelincuentes, en tanto que la industria del petróleo y el gas natural continuará siendo un objetivo atractivo para los actores maliciosos lo largo de la segunda mitad de 2018.
  • El malware para la minería de criptomonedas ha sido una de las áreas de mayor crecimiento en cibercrimen este año y es probable que continúe en 2019.
  • Las amenazas persistentes avanzadas (APT) se han vuelto más motivadas por causas financieras y han dejado de ser utilizadas principalmente para el espionaje.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.