Seguridad

Internet de las cosas, una nueva arma para la violencia doméstica

Victima de acoso
Escrito por Rubén Andrés

La violencia doméstica abarca diversas formas de control sobre la pareja. Los dispositivos IoT se convierten en una nueva arma de acoso a las víctimas de esta lacra.

Recientemente el New York Times hizo público un informe en el que se revelaba el aumento de una tendencia de acoso y violencia doméstica en el que las exparejas y acosadores utilizaban dispositivos del Internet de las cosas (IoT) y otras tecnologías vinculadas al hogar conectado para vigilar y monitorizar cada paso de sus víctimas y hacerles la vida imposible.

Cerraduras electrónicas, altavoces con asistente por voz, cámaras de seguridad IP, termostatos inteligentes e incluso bombillas inteligentes sirven de arma de acoso para tratar de hacer la vida imposible a las personas que viven en una casa, gracias a las funciones de acceso remoto a través de internet y a la falta de medidas de seguridad activadas en la configuración de los dispositivos.

Gracias a estos dispositivos, los acosadores, en muchos casos exparejas que ya han abandonado esa casa, pueden cambiar la contraseña de acceso de una cerradura electrónica, apagar o encender luces aleatoriamente, monitorizar todo cuanto sucede en casa conectándose a las cámaras IP o cambiando la temperatura de la casa.

cámara IP

Según el informe, publicado por el New York Times, presentarse en una comisaría para denunciar que alguien está encendiendo y apagando las luces o cambiando la temperatura de forma remota no parece ayudar a la víctima.

Esto, que en apariencia puede parecer algo sencillo de atajar cambiando una contraseña o simplemente desconectando el dispositivo, no lo es tanto cuando son dispositivos integrados en sistemas más complejos (como es el caso de una cámara IP o un termostato inteligente). El principal problema en la mayoría de los casos es que el acosador es el único usuario del dispositivo y cuenta con todos los privilegios sobre él, lo cual complica a la victima tareas tan sencillas como cambiar la contraseña de acceso al dispositivo.

 Telefónica:”La mayor barrera del IoT es el desconocimiento”

Para adelantarse a este maltrato a través de la tecnología y los dispositivos IoT, los expertos recomiendan crear varias cuentas de usuario, de forma que cada dispositivo pueda ser configurado por varias personas y no por una sola cuenta de usuario. Esto permitiría hacer un restablecimiento de fábrica para bloquear el acceso al acosador, terminando así con este tipo de acoso.

En cualquier caso, las personas que viven en una casa con dispositivos IoT, deben ser conscientes de lo que puede hacer cada dispositivo y cómo configurar su seguridad de acceso para garantizar su privacidad, evitando que el dispositivo pueda ser controlado por un acosador externo, aunque este haya tenido acceso legitimo al dispositivo durante algún tiempo.

App de Uber

El informe hecho público por el New York Times también pone de manifiesto que los acosadores que usan las nuevas tecnologías como método de control han encontrado un filón en las apps para compartir coche, en Uber e incluso en apps de acompañamiento que incluyen algunos coches actuales, como es el caso de los modelos de Tesla y muchas otras marcas. Estas apps permiten rastrear al detalle el trayecto que ha recorrido el coche, su ubicación en tiempo real, etc.

Este informe sobre acoso y violencia doméstica revela que, incluso cuando la tecnología ha sido diseñada para hacerte la vida más fácil en tu hogar o con tu coche, sin las medidas de seguridad adecuadas, puede convertirse en una auténtica pesadilla en las manos equivocadas.

 

Vía| Engadget

Sobre el autor de este artículo

Rubén Andrés

Bajo la premisa de que nadie nace sabiéndolo todo, ni todo el mundo es un experto en tecnología, intento que lo que escribo sea comprensible para todo el mundo, independientemente de sus conocimientos técnicos. Si la tecnología te supone más un problema que una ayuda, es que todavía no te la han explicado de la forma adecuada.