Fintech

Trucos para ahorrar dinero en el supermercado

supermercado compra ahorrar

¿Estás buscando recortar gastos? Puedes ahorrar mucho dinero semanalmente reduciendo el coste de tu lista de la compra, y esto no implica comer solo a base de arroz. Te revelamos una serie de trucos para ahorrar dinero en el supermercado.

La clave para empezar a ahorrar dinero no solo es ganar más, también tenemos que aprender a recortar gastos. Esto no quiere decir que tengamos que renunciar a hacer cosas por completo, podemos hacerlos por un precio más reducido.

Incluso podemos recortar gastos de primera necesidad. Por ejemplo, hacer la compra es uno de los mayores gastos semanales que asumimos y a su vez uno de los más fáciles de reducir.

Trucos para ahorrar en tus facturas del hogar cada mes

Podemos ahorrar mucho dinero en el supermercado sin dejar nuestros productos preferidos fuera del carrito. La clave está en organizarse y planear la compra con antelación siguiendo estos trucos:

  • Haz la lista de la compra con cabeza: Ir al supermercado sin una lista de la compra es un gran error, y no porque vayas a olvidarte de comprar papel higiénico o leche sino porque probablemente salgas con mucha más comida de la que realmente necesitas. Aquí te explicamos un método para planear tu menú semanal y ahorrar mucho dinero al hacer la lista de la compra.
  • Averigua donde puedes encontrar los mejores precios: Usa una página web como SoySuper para averiguar en qué supermercado cercano te saldrá más barata la compra. Solo tienes que introducir todos los productos que tienes apuntados en la lista de la compra, comparará los precios en diferentes supermercados y te dirá donde te saldrá más barato. Está pensado para que después te lo manden directamente a domicilio pero puedes usarlo meramente como referencia. Además, también podrás encontrar ofertas y descuentos, otra clave para ahorrar dinero al hacer la compra.
  • Investiga que fruta y verdura está de temporada ese mes: Esto es importante por dos motivos. Por un lado, si una fruta no está de temporada puede que cueste más ya que lo más probable es que sea importado. Además, es posible que se ponga malo antes.
  • Fíjate bien en el embalaje del producto: Lo primero de lo que quieres asegurarte es de que el paquete del producto no está roto; lo segundo es la fecha de caducidad. Comprar un producto que vaya a caducarse pronto o ponerse malo por tener el embalaje roto es como tirar dinero a la basura.
  • Saca la calculadora en el supermercado: Comprar paquetes en vez del producto individual a veces sale más económico, pero otras veces no. Usa siempre la calculadora del móvil para comprobar qué es más rentable.
  • Asegúrate siempre de mirar en la parte superior e inferior de las estanterías: Una de las estrategias de los supermercados para que te gastes más dinero es colocar todos los productos más caros al nivel de tus ojos ya que, al ser lo primero que ves, suele ser lo primero que coges. Nunca de olvides de mirar hacia arriba y hacia abajo para encontrar el producto al mejor precio.
  • No compres fruta o verdura cortada: El coste que pagar por no cortar la fruta o la verdura es bastante alta, siendo uno de los productos que nunca deberías comprar en el supermercado si quieres ahorrar dinero.
  • Compra marca blanca: A excepción de algunos productos, siempre te saldrá más rentable comprar marca blanca. En la mayoría de los casos la calidad es la misma y el precio mucho menor.
  • Busca productos con precio reducido: En casi todos los supermercados bajan el precio de los productos cuando tienen una fecha de caducidad próxima para así poder venderlos. Puedes ahorrarte hasta la mitad de precio en salmón, por ejemplo, una cantidad bastante grande. Fíjate bien en qué productos tienen la pegatina de precio reducido, es el único caso en el que te interesa comprar productos que vayan a caducar pronto.
  • Elige bien la hora del día a la que vayas a hacer la compra: Nunca vayas a la compra antes de comer por ejemplo. Es importante que evites ir al supermercado con hambre, ya que pensarás más en llenar tu estómago que tu cuenta bancaria cuando hagas la compra.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.