Fintech

Los 10 peores errores que puedes cometer con el dinero

malgastar y perder dinero

¿Quieres ahorrar, tener una buena situación económica e incluso ser rico algún día? Entonces procura no cometer estos 10 errores con tu dinero. Tomar decisiones financieras inteligentes no es más fácil, pero cuanto antes empieces a eliminar malos hábitos mejor.

Es muy fácil cometer errores con el dinero. El principal problema reside en que decisiones que resultan más cómodas a corto plazo tienen consecuencias negativas a la larga.

Se convierte en un problema aún más grave cuando tomamos frecuentemente este tipo de decisiones y se acaban convirtiendo en hábitos financieros tóxicos. Es muy difícil cambiar la actitud que tengamos hacia el dinero, y más aún si es negativa.

Por ello es tan importante ser conscientes del daño que podemos causarnos al tomar ciertas decisiones financieras. Si nos paramos a pensar en las consecuencias futuras es probable que recapitulemos y evitemos caer en el error.

Cuánto dinero debería ahorrar cada mes y por qué

Los errores con el dinero fundamentalmente nos impiden ahorrar y tener una situación económica estable, ya que son muy difíciles de arreglar. Si quieres llegar a ser rico algún día – o al menos vivir sin el estrés de no llegar a fin de mes – vas a tener que eliminar estos malos hábitos económicos:

  • No tener un presupuesto mensual: Es imprescindible tener control sobre tu dinero, dada la facilidad con la que desaparece, y para ello necesitas un presupuesto mensual. Es increíble lo que puedes hacer con unos ingresos bajos si tienes un plan. Consulta nuestros trucos para elaborar un presupuesto mensual para ahorrar y cumplirlo.
  • Usar la tarjeta de crédito para gastos diarios: Tendemos a gastar más dinero cuando pagamos con tarjeta y, además, al no ver el dinero te resultará más difícil cumplir tu presupuesto mensual. Si encima usas tu tarjeta de crédito para pagar gastos que no puedes permitirte en ese momento acabarás endeudado. En cambio, te recomendamos usar el método 6 sobres para gestionar tus gastos diarios.
  • Pedirle un préstamo a amigos o familiares: Es muy tentador pedir dinero prestado, y más aún a tus familiares o amigos ya que te evitas las gestiones del banco, pero esto puede acabar dañando vuestra relación. Nunca sabes que la otra persona necesitará el dinero antes de lo previsto ni si llegará a recriminártelo en un futuro. Para evitar conflictos mejor evita los préstamos con tus seres queridos a toda costa.
  • No fijarte metas financieras: Si quieres llegar a alguna parte vas a tener que ponerte metas. Te dejamos 9 metas financieras con los que puedes empezar, pero deberías revisarlos y añadir nuevos al menos una vez al año.
  • Dejar tu trabajo sin tener un plan B: En el momento que percibas que no estás cómodo en tu trabajo empieza a buscar nuevas oportunidades. Evita que llegue un punto en el que no aguantes más y te veas forzado a dejarlo sin tener un plan B. Si no sabes cuánto tiempo estarás sin ingresos puede ser muy arriesgado.
  • Quedarte en un trabajo que te impide crecer: Si quieres que aumenten tus ahorros también tendrán que hacerlo tus ingresos. Si no ves espacio para avanzar en tu empresa, tanto profesional como económicamente, es mejor que empieces a buscar nuevas opciones.
  • Retrasarte en tus pagos: Posponer algo que no quieres afrontar es lo más fácil, pero también lo menos inteligente. Procura siempre pagar tus gastos a tiempo, ya que así evitarás intereses y estrés que te generará tenerlos pendientes.
  • No contratar seguros: Son muchos los que deciden no contratar un seguro para ahorrar dinero, pero esta técnica al final puede salirte  caro.
  • No tener un plan financiero para el futuro: Puede que queden muchos años hasta que te jubiles, y no lo veas como una prioridad ahora mismo, pero deberías empezar a ahorrar para tu jubilación cuanto antes.

Vía | The Balance

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.