Fintech

Ahorra dinero evitando estos 7 hábitos financieros

ahorra dinero

Los hábitos que nos impiden ahorrar no parecen tan extravagantes a simple vista, pero día tras día tienen un impacto considerable en nuestra situación económica. Hoy te revelamos 7 hábitos financieros que debes romper si quieres empezar a ahorrar dinero.

Nuestros hábitos pueden tener mayor impacto sobre nuestra situación financiera que el sueldo que ganamos. Y es que, para empezar a ahorrar lo importante no solo es ingresar dinero, sino también aprender a no gastarlo cuando no sea necesario.

Puede que no te consideres una persona derrochadora por no asumir nunca gastos desmesurados, pero el problema no está en los lujos que te permites de vez en cuando, sino en las pequeñas decisiones que tomas cada día. Cada céntimo suma, y al final la diferencia entre comprarte un bote de leche u otro puede ser más grande de lo que te imaginas.

Las 5 maneras más eficaces de ahorrar dinero sin esfuerzo

Los peores hábitos financieros son aquellos que posiblemente ni si quiera habías concebido como un hábito. Empezar a reconocer este tipo de costumbres es fundamental si quieres empezar a ahorrar.

  • Dejarse llevar por los demás: Puede que te resulte difícil decir que no cuando tu compañero de trabajo te propone salir a comer fuera, pero es importante procurar no dejarse llevar por los demás si no quieres acabar gastando por encima de tus posibilidades. El único que debería decidir en qué invierte su dinero eres tú, olvídate de la presión del resto.
  • No comparar precios: Puedes ahorrar mucho dinero por el mero hecho de hacer la compra en un sitio u otro, es importante que compares precios y descubras donde tienen las mejores ofertas. Esto no tiene porque convertirse en una labor tediosa; al hacer la compra, por ejemplo, puedes usar una web como SoySuper y sólo tienes que hacerlo una vez, a partir de ahí ya sabrás dónde están los mejores precios y tan solo tienes que mantenerte alerta para asegurarte de que no estés pagando de más. Si se trata de un gasto más alto compara al menos 3  ofertas distintas; procura nunca buscar más de 10 ni alargar el proceso de comparación más de 2 semanas.
  • Dejarse llevar por la comodidad: Es muy cómodo levantarse de la silla de la oficina y comprarse un snack en la máquina expendedora, pero ir al supermercado el día anterior a comprar productos para prepararte meriendas para la próxima semana es mucho más barato. La opción más cómoda tiende a ser la más cara; no pasa nada si recurres a ella una vez, pero no lo conviertas en un hábito.
  • No aprovechar las ofertas: Muchas veces gastarnos más dinero en el momento puede ahorrarnos mucho dinero en el futuro. Si ves que hay un producto en oferta que consumes regularmente y no caduca aprovecha para comprar más.
  • Malgastar comida: Tirar comida a la basura es equivalente a tirar dinero a la basura. Para evitar malgastar alimentos prueba a planear tu menú semanal con este método; tomarás en cuenta todos los productos que tengas en la nevera y las recetas que puedes elaborar con ellas antes de hacer la lista de la compra sin cabeza.
  • Pagar por servicios que ya no usas: Revisa todas tus suscripciones y sigue la misma regla siempre: si no lo usas, no lo pagues.
  • Comprar siempre lo más barato: El objetivo no siempre es lanzarse a por el producto más barato, sino reconocer cuando merece la pena invertir el dinero. Si es algo que usas a menudo, reemplazarlo al final te saldrá más caro que comprarlo de calidad y usarlo durante más tiempo. Así, hay productos caros que te evitarán comprarte cosas aún más caras; por ejemplo, si tienes una máquina de Nespresso probablemente te sientas menos tentado a ir a por un café al Starbucks.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.