Empresa

Qué hacer cuando tu trabajo ya no te llena como antes

trabajador desmotivado

Lo que en su día te apasionaba ya no te motiva ni mínimamente, e ir a trabajar es cada día un esfuerzo mayor. No es raro que llegue un momento en el que tu empleo ya no te llene como antes; hoy te explicamos qué hacer cuando llegas a ese punto.

Ya no es que no te motive tu trabajo, es que ni siquiera te motiva la gente con la que trabajas…¡y no es su culpa! Es una de las señales de que tu empleo ya no te llena como antes.

Esta falta de ilusión es difícil de combatir.  Puede que tu jefe te ofrezca un nuevo proyecto, algo que debería ser realmente refrescante, y te encuentres pensando en el marrón que te ha caído y en maneras de librarte de ello.

O posiblemente estés inventándote excusas para no ir al afterwork con tus compañeros, y cada vez te cueste más fingir que estás prestando atención durante las interminables reuniones.

Todo esto es realmente agotador, y hay un tiempo limitado durante el que puedes fingir una sonrisa. En vez de alargar la situación, es hora de encontrar una solución. Básicamente tienes dos opciones: o quedarte o largarte.

Quedarte y conseguir que tu trabajo te motive de nuevo

Descubre cuál es la empresa mejor valorada para trabajar del mundo (y de España)

Es difícil vencer una desmotivación, pero no es imposible. Lo primero que debes hacer es identificar qué es aquello que no te gusta.

Para ello apunta cada día en un cuaderno qué es lo que te ha gustado hacer, qué es lo que no te ha gustado hacer y qué te ha estresado. Al final de la semana divide todas las actividades en tres categorías: cosas que odias; cosas de las que disfrutas; cosas que te estresan.

Después empieza por mirar las cosas que odias, ¿hay alguna tarea que puedas delegar a otra persona? En caso de que tengas que asumirla tú sí o sí plantéate cómo podrías hacerlo de manera más sencilla. Tal vez te resulte mejor hacerlo a primera hora de la mañana para quitártelo de encima; posiblemente te motive hacerlo con un temporizador y retarte a ti mismo; o puede que necesites hacer más descansos mientras lleves a cabo dicha actividad.

9 ideas para permanecer motivado todo el día

A continuación céntrate en aquello que te gusta hacer, y pregúntate cómo podrías hacer más actividades similares a estas. Habla con tu jefe y hazle saber que disfrutas haciéndolo y que quieres hacer más (y mejor).

Por último, examina aquellas tareas que te estresan, y pregúntate por qué te crean esa angustia. Tal vez te falta cierta habilidad para hacerlas, y la clave sea formarte para abordarlo mejor. En caso de que simplemente no lo lleves bien, pídele ayuda a un compañero o una amigo para aprender a lidiar mejor con ello.

Busca un nuevo trabajo

portales de empleo

Si después de realizar el ejercicio anterior ves que no hay salida puede que sea el momento de buscar un nuevo trabajo. Según una ejecutiva de Netflix, la clave para decidir si deberías dejar tu empleo consiste en hacerse tres preguntas:

  • ¿Me encanta mi trabajo?
  • ¿Se me da muy bien lo que hago?
  • ¿Estoy haciendo algo que la empresa realmente necesita?

En caso de que las 3 preguntas no sean afirmativas, deberías empezar a mover tu CV en el mercado laboral. Al final pasamos un tercio de nuestra vida en el trabajo, y hacer algo que no nos llena puede acabar siendo un malgasto de tiempo.

Antes de nada, averigua qué es lo que realmente te gustaría hacer. Puede que estas preguntas te ayuden a decidir qué quieres hacer con tu carrera profesional.

Después, renueva tu currículum y empieza a aplicar a nuevos puestos de empleo. Puedes dedicarle una hora al día, y la ilusión de buscar un nuevo proyecto puede ayudarte a aguantar en tu puesto actual.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.