Empresa

¿Por qué Trump quiere ayudar en la ‘crisis de ZTE’?

trump-crisis-zte
Escrito por Ana Muñoz

Donald Trump, presidente de Estados y uno de los líderes más polémicos de este planeta, ha publicado un tweet hace unas horas señalando que Estados Unidos ayudará a ZTE en su crisis para que la compañía restablezca cuanto antes sus operaciones a nivel mundial. Pero, ¿por qué?

Hace unos días ZTE comunicó que cesaría sus principales actividades operativas mientras recurría la prohibición comercial impuesta por Estados Unidos, en la que impedía a cualquier empresa del país suministrar componentes durante 7 años a la empresa china.

La Administración Trump tomó esta decisión debido al envío ilegal de bienes y tecnología estadounidense a Irán por parte de ZTE, que ya fue multada con una sanción económica de 1.200 millones de dólares y se comprometió a despedir a cuatro altos ejecutivos además de imponer sanciones a otros 35 empleados, algo que, según Estados Unidos, no ha cumplido.

Pues bien, ahora el mismísimo Donald Trump ha publicado un mensaje en Twitter en el que afirma que va a ayudar en la ‘crisis de ZTE’ porque necesitan volver a los negocios “rápido”. Además, señala que el motivo por el que está dispuesto a echarles una mano es que “se han perdido demasiados trabajos en China”.

Esto resulta curioso, sobre todo teniendo en cuenta que el presidente de Estados Unidos no es una persona especialmente altruista…y en esta ocasión no iba a ser menos.

‘Make America the best’, también en inteligencia artificial: quizás la primera sensatez de la Administración Trump

Probablemente, a Trump le preocupen dos cosas: por una parte, los puestos de trabajo que se pierdan en Estados Unidos por culpa de este movimiento (ZTE tiene clientes tan relevantes como Qualcomm y, al no poder comprar sus procesadores, son negocios que se pierden); por otro, el 5G, ya que la compañía china es una de las principales desarrolladoras de esta tecnología, y para ello necesitan componentes norteamericanos.

Según Reuters, entre el 25% y 30% de los componentes de los dispositivos de ZTE son estadounidenses y, al no poder operar con ellos, el negocio se ve paralizado tanto para China como para EEUU.

En cualquier caso, Trump tampoco ha querido perder la oportunidad de señalar que, a pesar de que China y EEUU están trabajando juntos para solucionar el problema, en los últimos tiempos la balanza de las negociaciones ha estado inclinada a favor del país asiático. “Es difícil llegar a un acuerdo entre ambos, pero aún así todo saldrá bien”, ha indicado el presidente norteamericano en un segundo tweet.

Así que parece que esta “guerra fría tecnológica” (tal y como titulaba el NYT), podría tener fin antes de lo que esperamos.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.