Empresa

Evita acabar tu carta de presentación con estas 3 frases

carta de presentacion mala

Para elaborar la carta de presentación perfecta debes cuidar el estilo de principio a fin. Descubre cómo acabar una carta de presentación y qué frases evitar siempre.

Si quieres conseguir una entrevista de trabajo lo primero que tendrás que hacer es redactar una buena carta de presentación.

Recuerda que no sólo es importante empezar con buen pie, enganchando al reclutador desde la primera línea; si no cuidas tu estilo al final de la carta de presentación todo tu esfuerzo será en vano.

Hay algunas expresiones que te descalificarán de inmediato. Puede que creas que estás siendo educado o demostrando tu valía, pero en realidad puede que estés haciendo todo lo contrario.

Sería una pena conseguir captar la atención del reclutador para que lea hasta el final, y en la última línea incluir un comentario inocente pero desafortunado, causando que tu perfil acabe en la papelera. Por ello, evita acabar tu carta de presentación con estas 3 frases:

  • Te llamaré en una semana para concretar una entrevista: Si crees que esto hará que parezcas una persona decidida y con iniciativa, ideal para conquistar al reclutador, estás equivocado. Más bien agobiarás al personal de selección y parecerás demandante, así que jamás acabes tu carta de presentación con esta frase. En cambio puedes transmitir tu interés en tener una entrevista incluyendo lo siguiente: “Me gustaría tener la oportunidad de hablar con usted más detenidamente sobre cómo podría aportar valor a la compañía”.

Cosas que deberías borrar de tu currículum ahora mismo

  • En este puesto espero obtener mayor conocimiento de…: Esto no es que sea de mala educación, y el concepto en sí no está mal. No obstante, el objetivo de una carta de presentación es convencer al reclutador de que tú eres el mejor candidato para el puesto, no al revés. Puedes mencionar tus ganas de aprender y evolucionar profesionalmente a lo largo de la carta, y de hecho es recomendable, pero no lo incluyas al final. Aprovecha las últimas líneas para destacar qué valor le puedes aportar a la empresa y haz que el lector te quiera en su equipo.. Puedes hacerlo incluyendo una frase de este estilo: “Me encantaría tener la oportunidad de aportar mis conocimientos sobre x para contribuir al crecimiento de la empresa“.
  • A mi no me gusta escribir cartas de presentación y a ti no te gusta leerlas: Sin duda llamarás la atención del lector, pero no de la manera que te gustaría. No vayas de valiente revolucionario: es tu oportunidad para darte a conocer, aprovéchalo. En cambio prueba alguna de estas técnicas para conseguir que tu carta de presentación destaque – de manera positiva.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!