Empresa

Cisco planea 1.100 despidos ante sus malas previsiones financieras

Informe Anual de Ciber-seguridad 2017 de Cisco

La compañía norteamericana recorta sus previsiones de ganancias para el trimestre actual y adelanta la salida de un millar de trabajadores para cuadrar las cuentas.

La compañía más importante de las comunicaciones profesionales, Cisco, no atraviesa por su mejor momento. Así lo reflejan sus últimas previsiones financieras, que hablan de una caída en el cuarto trimestre de su año fiscal de entre el 4% y el 6% de la facturación, hasta el entorno de los 11.880 o 12.130 millones de dólares. Se tratará, cuando se confirme, del sexto trimestre consecutivo en tendencia negativa para esta empresa.

El sector público parece ser el gran causante de esta situación, ya que la inestabilidad presupuestaria que se vive en Estados Unidos tras la llegada de Donald Trump al poder parece haber paralizado varios de los pedidos con que contaba Cisco. No en vano, en el anterior trimestre, este segmento cayó un 4% respecto al mismo período del año precedente. A ello hemos de unir el débil rendimiento de su negocio de routers que lastra las cuentas globales de la multinacional pese al auge de nuevos nichos de actividad (como la seguridad, +9% en el tercer trimestre) o el cloud computing.

Esta mala noticia que ya ha tenido sus primeras consecuencias, tal y como adelanta Reuters. Para empezar, las acciones de la compañía se han desplomado un 8,2% hasta los 31,05 dólares por título en el mercado secundario. Siguiendo por el anuncio de 1.100 despidos a lo largo y ancho del grupo.

Este ajuste de personal se suma a los 5.500 despidos que Cisco ya anunció el pasado mes de agosto (después de barajarse hasta 14.000 salidas forzadas) y tiene como objetivo ahorrar en torno a 150 millones de dólares en costes salariales brutos. El año pasado, la firma también justificó esta reestructuración bajo la premisa de que “Cisco necesita diferentes conjuntos de habilidades para un futuro definido por el software de las que actualmente dispone en su plantilla”.

Esta será la quinta gran ronda de despidos de la histórica Cisco. La primera de ellas aconteció en el año 2001, cuando 5.000 puestos de trabajo fueron eliminados. Diez años más tarde fueron 11.500 los empleados que dejaron de formar parte del grupo; mientras que en 2014 fueron 6.500 los profesionales que perdieron su nómina; a sumar los 5.500 confirmados el pasado verano.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.