Educación

‘Brexodus’ de académicos europeos residentes en el Reino Unido

Escrito por Marcos Merino

La incertidumbre sobre la situación de los ciudadanos comunitarios en un Reino Unido post-Brexit ha provocado que, por ejemplo, la Univ. de Oxford haya visto cómo el número de renuncias de profesores se duplicaba en el último año.

Tras varios meses oyendo hablar del Brexit, de las negociaciones con la UE en torno al mismo, y de las consecuencias para británicos y comunitarios, llega el momento de familiarizarnos con otro concepto: el ‘Brexodus’. Y es que, según publica hoy la prensa británica, desde la celebración de la consulta sobre la salida del Reino Unido de la UE, más de 2.300 académicos procedentes de países europeos han renunciado a sus puestos de trabajo en universidades británicas.

Y es que, pese a que la primera ministra Theresa May ha instado a los ciudadanos de la UE a permanecer en el Reino Unido una vez tenga lugar el Brexit, la prolongada incertidumbre sobre los derechos de que dispondrán los no-británicos en el futuro ha hecho que muchos académicos se replanteen su situación en las islas. La situación podría agravarse en los próximos meses, pues muchos académicos están esperando al resultado final de las negociaciones para tomar una decisión, y otros estarían esperando únicamente a asegurarse un puesto en universidades del continente antes de renunciar al actual en el Reino Unido.

Un portavoz de la universidad de Oxford, donde el número de renuncias (230) se ha duplicado con respecto al año pasado, afirma en declaraciones al diario The Independent que “la situación de colegas de otras partes de la UE constituye una gran preocupación para la universidad, por lo que hemos pedido compromisos claros al respecto para tranquilizar al personal y a los estudiantes que ya están aquí o que esperan unirse a nosotros. […] El reciente informe conjunto sobre las negociaciones del Brexit confirmó los derechos del personal que se encuentra actualmente en el Reino Unido, pero desde la universidad seguiremos solicitando un flujo libre de talento académico hacia y desde la UE en el acuerdo final del Brexit“.

Las instituciones que respondieron a la solicitud de información realizada por el grupo liberal-demócrata de la Cámara de los Comunes informaron de la presencia de 25.400 académicos europeos en sus plantillas, con 6.633 de ellos trabajando en áreas STEM (como ingeniería, matemáticas e informática), en los que el Reino Unido afronta una situación de “escasez de talento”, según The Independent. Una escasez de talento que parece difícil que puedan compensar con robots.

Vía | The Independent

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.