Entretenimiento

Jugadores de fútbol como nodos, pases como enlaces: esta es la ciencia escondida del fútbol

Chicos jugando al fútbol

Un grupo de científicos busca transformar los eventos que suceden durante un partido fútbol en una red compleja, formada por nodos (jugadores) y enlaces (pases), para su posterior análisis matemático con fines de entrenamiento, medición del rendimiento, apuestas o scouting.

El fútbol es magia, pasión, sorpresa y mucha emoción. Son 90 minutos vividos al límite, donde cualquier cosa puede pasar y en los que las grandes estrellas brillan con luz propia, pero también jugadores voluntariosos dan buena muestra de sus dotes con el balón. El deporte por excelencia lleva nombre de fútbol en todo el mundo (salvo contados casos como EEUU) y, sin embargo, su análisis científico todavía dista mucho de ser una materia consolidada.

Precisamente en ese terreno, investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, ESADE, Telefónica y varios entes internacionales han estado trabajando en la aplicación de metodologías de las redes complejas para analizar el juego de los equipos de fútbol. El trabajo, publicado en la revista Frontiers in Psychology,  permitirá transformar los eventos que suceden durante un partido fútbol en una red compleja, formada por nodos (jugadores) y enlaces (pases), para su posterior análisis matemático.

“La clave es entender las acciones de un jugador como el resultado de la interacción con sus compañeros y, al mismo tiempo, con sus rivales. Hasta ahora el análisis se centraba en datos aislados del jugador (pases completados, goles, recuperaciones, …), sin embargo no se puede analizar a un jugador sin tener en cuenta lo que ocurre en su entorno. Y este es el paradigma sobre el que se basan las Ciencias de la Complejidad”, explica Javier Galeano, investigador de la Universidad Politécnica de Madrid y coautor del trabajo.

En ese sentido, la Ciencia de las Redes, también conocida como Teoría de Redes Complejas, se basa en el análisis de la estructura de una red para explicar los procesos que en ella ocurren. Esta metodología, todavía muy novedosa, se ha aplicado en infinidad de problemas de naturaleza muy diferente; desde la aparición de un trending topic en Twitter, hasta el colapso de las redes eléctricas durante un apagón, pasando por la desaparición de ecosistemas.

Sin embargo, cuando este tipo de análisis se quiere aplicar al fútbol, la complejidad del juego requiere de la definición de nuevas métricas capaces de dar sentido y utilidad a los resultados. “Las redes de pases entre jugadores evolucionan en el espacio y en el tiempo. Están vivas. Se mueven. Y todo ello lo hacen en continua interacción con la red del equipo rival. Es por ello que debemos adaptar métricas clásicas de redes a este nuevo problema. La construcción de redes multicapas o redes-de-redes pueden ser una solución, pero el espacio y el tiempo juegan un papel fundamental”, asegura Javier Buldú.

Javier Busquets, director del Executive Máster en Digital Business de ESADE, que también ha participado en el trabajo, cree que las aplicaciones de este tipo de análisis no tienen límite ya que “partiendo de la construcción de las redes de cada equipo se puede analizar cuál es el papel de cada jugador en la red, cómo se reparten las funciones entre todos o si existen subconjuntos de jugadores, llamados motifs, que condicionan el juego de todo el equipo. Y lo que es más importante, se puede cuantificar, lo que puede ser utilizado para valorar el rendimiento de un jugador en el equipo o especular sobre las consecuencias de eventuales fichajes”.

Y es que este tipo de análisis puede ser fundamental no solo para los técnicos de un equipo de fútbol, sino también para agencias de scouting o casas de apuestas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.